Alzheimer2018-12-11T21:15:13+00:00

Enfermedad de Alzheimer

¿Qué es la Enfermedad de Alzheimer?

El Alzheimer es la forma más común de demencia, un término general que se aplica a la pérdida de memoria y otras habilidades cognitivas que interfieren con la vida cotidiana.

La enfermedad de Alzheimer es responsable de entre un 60 y un 80 por ciento de los casos de demencia. El Alzheimer no es una característica normal del envejecimiento. El factor de riesgo conocido más importante es el aumento de la edad, y la mayoría de las personas con Alzheimer son mayores de 65 años. Pero el Alzheimer no es solo una enfermedad de la vejez. Aproximadamente 200.000 estadounidenses menores de 65 años tienen enfermedad de Alzheimer de inicio precoz (también conocida como Alzheimer de inicio temprano).

  • Usar un soporte antideslizante en las alfombras.
  • Retirar cables sueltos.
  • Usar zapatos resistentes y cómodos.
  • Mantener los pasillos bien iluminados y libres de desorden.
  • Colocar un pasamanos y una alfombrilla antideslizante en la bañera.
  • Colocar candados a prueba de niños en los gabinetes con artículos peligrosos.
  • También se pueden poner cubiertas a prueba de niños en la estufa.
  • Mantener las puertas exteriores cerradas bajo llave.
  • Hacer que lleve consigo una identificación en todo momento. Se puede mandar a hacer una pulsera con los datos personales.
  • Colocar un sistema en el hogar para saber cuándo entran o salen las personas.
  • Programar citas, visitas y actividades para las horas del día en que la persona con enfermedad de Alzheimer esté en su mejor momento.
  • Hacer actividades que él o ella disfrute.
  • Mantener una rutina y evitar lugares nuevos o concurridos.
  • Usar palabras sencillas, oraciones cortas y una voz tranquila.
  • No dar demasiadas opciones. Por ejemplo, ofrezca solo 2 opciones para la comida.
  • Comprar ropa y zapatos que sean fáciles de poner y quitar.
  • Usar el baño cada pocas horas.
  • No tomar líquidos antes de acostarse.
  • Dar muchas comidas pequeñas al día, en lugar de 3 comidas grandes.
  • Dar bebidas con alto contenido de proteínas o calorías, como batidos.
  • Hacer que la comida sea más fácil de comer poniéndola. Por ejemplo, cortándola.
  • No dormir siesta durante el día.
  • Asegurar de que él o ella haga suficiente actividad física durante el día (pero no justo antes de acostarse).
  • Abrir las cortinas por la mañana para dejar entrar la luz.
  • Mantener un horario para despertarse y acostarse todos los días.
  • Mantener el dormitorio tranquilo, fresco y oscuro por la noche.
  • Preguntar al médico si alguno de los medicamentos de su familiar podría estar empeorando su sueño.

Después de ser diagnosticado con enfermedad de Alzheimer, los pacientes con ayuda de sus familiares tendrán que hacer planes para:

  • Situación de vida: si él o ella no puede vivir solo, es posible que requiera un cuidador en casa o mudarse a una casa de retiro.
  • Toma de decisiones: desde el principio, se debe elegir a un familiar con un “poder notarial” para que tome decisiones por él o ella cuando ya no pueda hacerlo.
  • Dinero: las personas con enfermedad de Alzheimer tienen problemas para entender cómo administrar su dinero a medida que la enfermedad empeora. Si la persona con enfermedad de Alzheimer se ocupa de su propio dinero, se debe verificar que lo haga correctamente.
  • Conducir: se debe hablar con el médico sobre cuándo debería dejar de conducir. El momento adecuado para detenerse es diferente para cada persona.

Si el comportamiento cambia repentinamente, se debe llamar al médico. Podría significar que tiene una infección. Esto se debe a que los síntomas de la enfermedad de Alzheimer a menudo empeoran cuando las personas contraen infecciones, especialmente infecciones vías urinarias o de los pulmones.

Cuidar a una persona con enfermedad de Alzheimer es un trabajo difícil, y generalmente se hace más difícil a medida que la enfermedad empeora. No se sienta mal o culpable por pedir ayuda. Una forma de obtener ayuda es tomarse un descanso del cuidado, esto lo puede lograr contratando a un cuidador para que ayude a bañar, vestir o alimentar a su familiar. También puede encontrar un programa de cuidado para adultos al que puede llevar a su familiar durante el día. Otra forma de obtener ayuda es unirse a un grupo de apoyo.

¿List@ para conectar con tu salud?

PROXIMAMENTE

Descarga la aplicación